Caballos en primavera-Cavalls Wakan.JPG

Alojamiento de los caballos.

Básicamente, un caballo necesita sentirse miembro de una manada en un espacio seguro, moverse libremente, ejercicio regular y libre acceso a forraje y agua.

Los caballos evolucionaron como una especie social que vivía en llanuras abiertas donde huir era su principal método de escape de los depredadores. Hoy en día, los caballos aún poseen una aversión inherente al aislamiento y el confinamiento.

El entorno físico y social donde viven los caballos influirá mucho en su carácter, son animales de manada con una estructura social muy clara y definida que forman vínculos muy profundos y duraderos si las condiciones de vida se lo permiten.

En Cavalls Wakan optamos por que vivan en libertad y en grupo con otros caballos.

Amplios espacios-Cavalls Wakan.JPG

Espacios amplios

En libertad los caballos caminan de manera constante mientras pastan y también tienen que desplazarse entre donde está el agua y donde está el alimento. Este movimiento constante ayuda a mantener la sangre y el líquido linfático en movimiento por todo el cuerpo y a desgastar los cascos a medida que el caballo se mueve. El movimiento es una parte básica de la vida de un caballo

Vida en manada.

Los caballos son  animales muy sociales. Un caballo saludable normal nunca viviría solo por elección. Cuando los caballos viven en manada, tienen una vida social rica y variada que incluye actividades como el comportamiento de juego y el comportamiento de aseo mutuo. Esto aporta estabilidad social al grupo y estabilidad emocional al individuo. 

vida social cavalls wakan.jpg
Ejercicio-Cavalls Wakan.jpg

Ejercicio.

Un caballo es naturalmente un animal muy activo. La mejor forma de ejercicio es mucho movimiento lento y constante, que es lo que hacen los caballos cuando pastan. Los caballos dependen del movimiento para mantener su circulación funcionando correctamente y un buen equilibrio psicológico No es aceptable mantener a los caballos confinados en paddocks o boxes sin brindarles muchas oportunidades de movimiento.

Libre acceso al pasto y agua.

Los caballos necesitan tener, en la medida de lo posible, un suministro continuo de fibra, así como una fuente constante de agua fresca. El pasto puede proporcionar una dieta equilibrada desde la primavera hasta el otoño. Durante los meses de invierno, el contenido energético de la hierba desciende, por lo que  es necesario complementar la dieta del caballo con heno. La mayoría de los caballos en descanso o trabajo ligero no requerirán ningún suplemento en su dieta.

Agua y comida-Cavalls Wakan.jpg